N°1 mundial en máquinas vendimiadoras autotractadas

N°1 mundial en máquinas vendimiadoras autotractadas

Acompaña a los viticultores desde 1926

ALMA

Empresa Alma, una saga familiar…

Fue en el año 1922 que Louis Arnaud sucede a su padre, abuelo, y tatarabuelo Charron, herrero y herrador, orientándose hacia la reparación de material agrícola.

Una saga familiar


En el año 1926, deseando diversificar sus actividades, se decide a lanzarse localmente en la fabricación de arados viñadores de tracción animal comercializados bajo la marca “ALMA” (Arnaud Louis Machines Agricoles). En el año 1930, desarrolla un negocio de máquinas agrícolas, que abarca desde la segadora hasta la sembradora pasando por la segadora-atadora y el primer tractor en el año 1935. En el año 1946, decide añadir a este negocio, la fabricación de gradas articuladas y de carretas de neumáticos que progresivamente van a evolucionar hacia remolques, y luego remolques volquetes con la llegada del tractor agrícola. En el año 1958, los hermanos Lucien y André suceden a su padre y desplazan la empresa fuera de Saint-Paul-Trois-Châteaux, en un terreno de 4000 m².

El cambio de la industrialización


Etapa iniciada a partir de 1970, cuando la empresa abandona su actividad de negocio de máquinas agrícolas para convertirse en un fabricante de pleno derecho de remolques, esparcidoras de estiércol y trituradoras de sarmientos.

Un desarrollo que necesita en el año 1972, la creación de un taller en un terreno de 2,5 hectáreas en la nueva zona industrial de Saint-Paul-Trois-Châteaux. Una planta que, con el desarrollo de la fabricación de máquinas para vendimiar remolcadas a partir de los años 1976-1977, se convertirá en la sede social de la empresa. En 1980, se inicia la fabricación en serie de máquinas para vendimiar. Deseando ampliar su oferta, la empresa se diversifica en 1981 con la fabricación de accesorios inoxidables destinados a la transferencia de la vendimia, y luego a partir de 1982 con la bomba de vendimia.

En el año 1997, Didier, Véronique y Laurent Arnaud suceden a su tío y padre, para asegurar un nuevo futuro.

En 2016, la empresa dispone de un parque de más de 5.500 máquinas de vendimiar, comercializa en la mayoría de los países vitícolas del mundo y exporta más del 66 % de su producción.

ALMA es el número 1 mundial de máquinas para vendimiar remolcadas y ocupa una buena posición en el mercado de la automotriz.



Formulario de contacto